Cría para la resiliencia

La genética puede jugar un papel importante en la determinación de la susceptibilidad de los animales a las enfermedades y sus respuestas a otros estresores físicos, ambientales y sociales. La cría para mejorar la resiliencia fomenta la buena salud y el bienestar de los animales en las generaciones futuras, lo que beneficia el rendimiento general de la granja.

La resiliencia es la capacidad de un animal para verse mínimamente afectado o para recuperarse rápidamente de los desafíos a sus estados físicos y mentales. Los desafíos pueden incluir enfermedades, estrés por temperatura, entornos nuevos, interacciones humanas y cambios en los grupos sociales. La capacidad de los animales para hacer frente en diferentes condiciones está en parte determinada por la genética. La cría selectiva de rasgos favorables puede hacerlos más comunes en las generaciones futuras. Se están investigando los indicadores de resiliencia general, pero los rasgos relacionados con la salud, como la longevidad y el crecimiento, pueden actuar como indicadores de resistencia a las enfermedades para ayudar a proteger el estado de salud de sus animales.

Nada Encontrado

Lo sentimos, no hay puestos corresponde a sus criterios

Contáctenos

Sitio web diseñado por Ammac Design Ltd.

Síguenos en las redes sociales…

Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea en virtud del Acuerdo de subvención No 817591